domingo, 15 de junio de 2014

A LA FARÁNDULA, A CAÍN, A JUDAS, A ESE DUENDE BURLÓN QUE SE OCULTA DEBAJO DE VUESTROS SOMBREROS




 
 
 
 
 
Ya no creo en vuestro cielo
Ni en vuestro mar eterno
No temo a vuestro infierno
E Incluso dudo de vuestro mismo suelo
 
No puedo, no quiero
Engañar mis sentidos de nuevo
Lo admito, tengo miedo
Miedo de creerlo verdadero
 
Fuera, maldita farándula
Adiós fariseos, idos al cuerno
Llevaos vuestros besos,  vuestro falso dinero
 
Ya no creo en vuestra camándula
Destruisteis el cielo, el mar eterno
El infierno, el mismo suelo, con un "te quiero"
 
 
 
Rafael Lindem
 
 
 
 
 
 
 




No hay comentarios:

Publicar un comentario