sábado, 29 de marzo de 2014

¡CULPABLE!





 
 
 
 
 
 —Es usted culpable.
 
—¿De qué se me acusa, Señoría?
 
—De escribir.
 
—¿Algo más?
 
—De ser feliz.
 
—¿Algo más?
 
—De tener amigos.
 
—¿Algo más?
 
—¡De tener proyectos, puñetas!
 
—¿Algo más?
 
—De estar vivo.
 
—¿Algo más, Señoría?
 
—¡Sí! ¡De ser mejor que yo! ¡Llévenselo!
 

  



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada